La leyenda de Sant Jordi

La leyenda de Sant Jordi

El 23 de abril se acerca y ese día se celebra en Cataluña la diada de Sant Jordi. Es considerado el día de los enamorados en Cataluña, algo así como un San Valentín catalán y por ello, las parejas se hacen regalos el uno al otro, pero no un regalo cualquiera, la tradición popular indica que los hombres deben regalar una rosa a las mujeres, y estas por su parte regalan un libro a los hombres.

En Barcelona y toda Cataluña, el día de Sant Jordi una multitud de gente sale a pasear por las calles que se llenan de puestos de libros y de coloridas rosas, en los que poder encontrar el regalo perfecto para la persona que quieren. Aunque la realidad es que esta costumbre se ha desvirtuado un poco y se suele regalar un libro o una rosa a aquellas personas muy queridas aunque no sea una pareja, como por ejemplo a padres, hijos, hermanos, amigos, incluso a compañeros de trabajo. Solicita tus Rosas de Sant Jordi a domicilio con Judith Jordà.

En los colegios, los días que preceden a Sant Jordi ya se suele empezar a preparar el festejo, ya sea con manualidades de rosas, libros y dragones, la preparación de recitales de poesía, contándoles a los niños la leyenda de Sant Jordi, y también pueden proponerles representar en una obra de teatro dicha leyenda.

¿Cómo es la historia de Sant Jordi?

La leyenda de Sant Jordi tiene tres grandes protagonistas: una princesa, un malvado dragón y un valiente caballero y es la siguiente:

Cuenta la historia que en un pueblecito de la Conca de Barberà un monstruoso dragón tenía atemorizado a todo un pueblo, para evitar que les atacará le daban ovejas para que se comiera, cada día. Pero un día el dragón decidió que no era suficiente y empezó a elegir a diferentes vecinos del pueblo, y un día quiso que fuese la hija del rey, la princesa, su manjar.

El rey, entre lágrimas, le suplicó que la perdonara, y a cambio le entregaría toda su riqueza y la mitad de su reino, pero el dragón se negó. Y llegó el momento en que el dragón se disponía a comerse a la princesa, y fue entonces cuando apareció cabalgando sobre un caballo blanco, un apuesto y valiente caballero llamado Jordi, con un escudo dorado y una lanza afilada, decidido a salvarle la vida a la princesa de las garras del monstruoso dragón.

Entonces Sant Jordi empuñó su larga lanza y se la clavó al dragón justo en el centro del corazón, matándolo en el acto. Del cuerpo sin vida del dragón brotaba sangre sin cesar y de repente esta se convirtió en un rosal repleto de rosas. Sant Jordi cogió una de ellas y se acercó a la atemorizada princesa, le entregó la rosa y la princesa correspondió al caballero con un bello poema de amor al caballero.

Related posts:

Sitios emblemáticos de Barcelona
Cómo saber si unos pendientes son de oro
La depilación con azúcar y limón
¿Es huawei la mejor marca de smartphones actual?
¿Como conseguir disfraces economicos?
¿Que tendencias hay sobre los disfraces de carnaval?
Cómo elegir el mejor CRM del mercado
Actividades en Familia cerca de Barcelona
¿Por qué cuidar ancianos es una profesión con futuro?
¿Cuándo recurrir a empresas de ayuda a domicilio?
5 claves del cuidado de personas mayores.
Asistencia domiciliaria cuida de tus familiares mayores.
Cómo chatear con mujeres argentinas
¿Qué es la Ruta del Modernisme de Barcelona?
6 Caminatas en collserola y más allá
¿Cuánto cuesta renovar los muebles del baño?
¿Por qué el Real Madrid es tan popular?
Why is Real Madrid so popular?
Pourquoi le Real Madrid est-il si populaire ?
La sensualidad de las mujeres turcas
Baloncesto: un deporte que vuelve a estar de moda
Basketball: a sport that is back in fashion
Basket-ball : un sport de retour à la mode
Qué hacer este Sant Jordi 2019 en Barcelona

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *